Novedades: En Argentina se desarrolla programa de apoyo a cadenas de valor para mejorar competitividad


Ver fuente

Más de un centenar de pequeñas empresas de Entre Ríos de los sectores apícola, lácteo, hortícola, forestoindustrial y metalmecánico han manifestado su interés en acceder a aportes no reintegrables del BID para ejecutar proyectos que mejoren su competitivi

Esta asistencia es complementaria a todos los instrumentos que ponemos a disposición de nuestros emprendedores para industrializar la provincia. Hay que hacer un esfuerzo para que las pequeñas empresas crezcan y se fortalezcan”, dijo al respecto el gobernador de la provincia de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

La asistencia será instrumentada en forma de aportes no reembolsables destinados a apoyar las Pequeñas y Medianas Empresas y potenciar las cadenas de valor que realicen inversiones en mejora de su competitividad o agreguen valor a sus procesos productivos. “Debemos lograr que nazcan al menos 300 microempresas por año en la provincia porque son las empresas de las familias, son la que van a generar trabajo y mano de obra, y además, podrán agregar valor a su producción a medida que vayan creciendo”, dijo el mandatario.

Los programas de Mejora de la Competitividad Empresaria y Apoyo a las Cadenas de Valor cuentan con un financiamiento de dos millones de dólares provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Esta entidad internacional vuelve a asistirnos con incentivos para la producción y el trabajo, y el BID asiste a las provincias con sus cuentas públicas en orden y una economía dinámica y viable”, agregó Urribarri.

El lanzamiento de estos programas fue realizado en setiembre de 2009, tras lo cual comenzó a registrarse un importante nivel de consultas por parte de las empresas interesadas a través de las ventanillas habilitadas para la presentación de los trámites pertinentes. Luego de presentar la documentación correspondiente y contar con la aprobación de factibilidad de su proyecto por parte del los equipos técnicos conformados para evaluar los mismos, las empresas podrán acceder a aportes no reembolsables de hasta 10 mil dólares por proyecto aprobado.

En cuanto a las cadenas de valor, lo que se intenta es fortalecer las mismas mediante la asistencia técnica para elaborar planes de mejora competitiva en colaboración con sus diferentes actores, incluyendo cinco cadenas en una primera etapa con un financiamiento de 50 mil dólares por estudio y hasta 320 mil dólares, para ejecutar proyectos estructurantes que surjan de los mismos.

El objetivo es apoyar las Pequeñas y Medianas Empresas (Pyme) y potenciar las Cadenas de Valor que realicen inversiones en mejora de su competitividad o agreguen valor a sus procesos productivos. En este sentido, el director de Cadenas de Valor, Pablo Presas, destacó la importancia de estos programas, ya que “son una propuesta de apoyo al sector productivo abarcativas y complementarias entre sí, apuntando tanto a la estrategia de mediano plazo como a las necesidades actuales”.

Mejora de la Competitividad Empresaria

Este programa tiene como finalidad asistir en un plano individual al sector Pyme y productores locales a través de aportes no reintegrables (ANR), contando para ello con un monto global que asciende a un millón de dólares en la primera fase 2009 – 2010 y que beneficiará a aquellos que realicen inversiones con el fin de mejorar su competitividad o agreguen valor en sus procesos productivos.

En este aspecto, se apunta a favorecer las decisiones de inversión en proyectos tales como reestructuración de procesos, desarrollo de nuevos productos, certificaciones de calidad y ambientales, rediseño de plantas industriales, estudios de mercado y estrategias de comercialización, financiamiento de ferias y exposiciones y recursos humanos entre otras actividades elegibles; en las cuales los empresarios muchas veces no invierten porque no le ven rédito inmediato y pueden aportar a la mejora de la competitividad.

En referencia a este tema, Presas explicó que “este apoyo se materializa a través de ANRs que representen hasta el 60% del monto total de las inversiones que las empresas realicen en proyectos de mejoras de su competitividad, otorgándole como tope máximo la suma en pesos equivalentes a 10 mil dólares por proyecto aprobado”.

Requisitos para acceder

Para acceder a los beneficios del programa, la PyMEs o el productor interesado debe cumplir con algunos requisitos previos, como contar con dos años de antigüedad, tener domicilio en la provincia y pertenecer al sector productivo, industrial o comercial. Asimismo, debe realizar algunos pasos para poder presentar su proyecto, el cual debe estar debidamente formulado siguiendo los criterios establecidos mediante un procedimiento relativamente sencillo y para el que puede solicitar asistencia profesional financiada con los fondos de los ANRs.

En relación a las reuniones informativas realizadas en diferentes ciudades de la provincia con el fin de difundir el programa, el director de Cadenas de Valor destacó “la activa participación de los sectores productivos, comerciales e industriales”, informando que “con el equipo técnico de esta dirección, continuamos haciendo encuentros para brindar información sobre los alcances de estas herramientas y favorecer así que la mayor cantidad de personas puedan acceder a estos importantes beneficios”.

Apoyo a las Cadenas de Valor

El programa de Apoyo a las Cadenas de Valor, contempla en una primera etapa cinco cadenas productivas entrerrianas que manifestaron su interés en acogerse al mismo y cumplen con determinadas condiciones de elegibilidad, tales como contar con una masa crítica de empresas y productores, proximidad geográfica, posibilidades de acceder a mercados externos y cierto grado de organización institucional, que son algunos de los requisitos establecidos por el BID.

Esta primera etapa cuenta con “una asistencia financiera a través de ANRs, destinados a mejorar la gestión de mediano plazo, definiendo el rumbo estratégico a través de la elaboración de planes de mejora competitiva en cada cadena de valor con un monto de hasta 50 mil dólares por estudio; como así también la contratación de un gerente por cada cadena propuesto por el sector y financiado por el programa, el cual tendrá un rol articulador entre los actores del sector en cuestión y la secretaría de la Producción ”, explicó Presas. Por otra parte, cada cadena podrá disponer de hasta 320 mil dólares, también en forma de ANR, para ejecutar proyectos estructurantes que surjan del plan de mejora competitiva y beneficien a toda la cadena.

Ver todas las noticias>>