Novedades: Mipymes se vuelven comercios informales


Ver fuente

Desempleo y aumento de la carga tributaria provocan que cada 12 meses haya en la ciudad una invasión de más de 20,000 vendedores ambulantes que ofrecen sus productos de manera ilegal.

Tegucigalpa, Honduras

Las cargas tributarias y la falta de financiamiento para motivar el crecimiento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) ha generado un aumento del 30 a 45 por ciento del comercio informal en los últimos cinco años.

Los vendedores ambulantes que a diario circulan por el Casco Histórico de las ciudades gemelas, en los diferentes semáforos y mercados, son la prueba de la proliferación de la clandestinidad en la que distribuyen sus productos cientos de comerciantes.

Según José Castañeda, presidente de la Federación Hondureña de la Microempresa y el Sector Social de la Economía (Fehmisse), las principales causas del auge del sector informal de la economía es el crecimiento de la carga tributaria impuesta por el gobierno, el pobre financiamiento y la falta de empleo que ha motivado el cierre anual de al menos 20,000 Mipymes.

"En los últimos 10 años la crisis en las Mipymes se ha incrementado desde la aplicación de más del 60 por ciento de aumento al salario mínimo en la administración anterior a la fecha, ya que este sector es el empleador número uno de la economía generando el 97 por ciento de los puestos de trabajo", afirmó.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) estima que en el Distrito Central la tasa de desempleo asciende a un 8.7 por ciento y que de los 837,744 ciudadanos en edad de trabajar solo 469,237 representan la población económicamente activa.

Las causas

Para las autoridades de Fehmisse la falta de empleo es uno de los principales detonantes del crecimiento del comercio informal que día a día se toma las calles y amenaza con volver al centro de la ciudad.

Esta situación se ha extendido no solo en el Distrito Central, sino en otros centros urbanos como San Pedro Sula y La Ceiba, donde las autoridades municipales se encuentran implementando operativos para sacar de las plazas públicas a los vendedores.

En la capital existen unas 78,000 Mipymes que se dedican principalmente al comercio y su crecimiento anual es de 20,000 y cada año el mismo número sale del mercado.

Para Castañeda, esta fluctuación refleja que las políticas de gobierno basadas en el aumento de la carga tributaria motivan el cambio a una categoría más baja a fin de sortear los pagos al Estado como la recién aprobada y aún no aplicada Tasa de Seguridad.

Los empresarios aún continúan en la mesa del debate con el gobierno con el objetivo de reducir el gravamen de este impuesto que reduciría sus ingresos en 0.3 por ciento por cada 120,000 lempiras.

"De ser aplicada la tasa de seguridad pagaríamos el doble, ya que toda Mipyme formalmente constituida paga el impuesto de guerra a los delincuentes y tendría que pagar otro impuesto a la Policía", aseveró Castañeda.

Propuestas

Las autoridades de Fehmisse, ante esta situación que incrementa la inseguridad en los mercados por la falta de circulación e incentiva el decrecimiento del turismo, proponen hacer un análisis de competitividad por municipio y crear un diagnóstico que permita ponerlos individualmente en el mapa económico del mundo.

"Este programa debería ejecutarse en conjunto con el gobierno local y central. En lugar de resolver problemas puntuales como bonos, que solo encarecen el costo de oportunidad de la inversión", afirmó Castañeda.

Por su parte, Alejandro Agurcia, gerente de Orden Público de la Alcaldía, reconoce que los vendedores ambulantes han aumentado y que se deben reforzar los operativos para evitar su ingreso al centro de la ciudad.

"Hemos establecido algunos horarios en los que ellos ingresan a la plaza Central, por lo que les cerramos el paso con operaciones en los puentes como el Mallol", aseguró.

De acuerdo a Agurcia, para regular este problema requieren el respaldo de las autoridades del gobierno central para crear centros de abastecimiento que permitan reubicar a algunos comerciantes.

"Desde la administración anterior se nos había aprobado el traspaso del antiguo supermercado Mirna en Comayagüela, pero el gobierno no nos resuelve este problema que vendría a sacar a los carretilleros de las calles", afirmó.



Ver todas las noticias>>